El Juzgado archiva la denuncia del PP contra los concejales de Somos Alcalá

El Juzgado número 4 de Alcalá de Henares ha archivado la denuncia del Partido Popular (PP) contra cuatro concejales de Somos Alcalá que donaron parte de sus sueldos para convertirlos en subvenciones para mejorar la ciudad. Tras en posicionamiento de la Fiscalía, que dijera que no encontraba causa para la apertura de juicio, el referido juzgado considera que dichos ediles no incurrieron en ningún ilícito.

Las personas denunciadas comparecieron ante los medios de comunicación para referirse a este archivo mostrando su satisfacción, agradeciendo a quienes ha permanecido a su lado soportando “numerosos titulares insidiosos y una campaña política y mediática de desacreditación”.

Dichos concejales (dos mujeres y dos hombres) forman parte del Gobierno de Alcalá de Henares y renunciaron al principio de la legislatura a una parte de su sueldo, que entre los seis ediles del grupo municipal Somos Alcalá han sumado 540.000 euros que han sido donados a la ciudad, tal y como informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Alberto Egido, ha explicó el proceso por el cual han llevado a cabo las donaciones “que hacemos como una forma de compromiso con la ciudad de Alcalá, y de coherencia con lo que dijimos que íbamos a hacer, una demostración de que hemos venido a servir a la ciudadanía y no a servirnos. Por eso hemos donado en esta legislatura 540.000 euros que podíamos haber cobrado, pero que hemos entregado para financiar fuentes para beber en todos los parques de la ciudad o hacer más inclusivos y accesibles los parques infantiles”.

Por otro lado, Laura Martín, concejala de Participación, explicaba que los proyectos subvencionados por los que el grupo municipal popular llevó a cabo la denuncia “tenían que ver con la mejora de la ciudad; se han convertido en reforestación de la ribera del río Henares contando con personas con discapacidad, en el compostaje de residuos orgánicos a partir de las sobras de los comedores escolares o en la formación de colectivos alcalaínos en comunicación audiovisual, para que aprendan a difundir sus causas y sus actividades”, subrayando que “parte de la trampa ha sido decir que financiamos asociaciones o incluso a personas, cuando lo que financiamos realmente han sido proyectos de mejora de la ciudad”.