La FMM reúne a municipios afectados por la mosca negra y el mosquito tigre

Las condiciones medioambientales han facilitado la proliferación tanto de la mosca verde como del mosquito tigre en las zonas cercanas a los ríos de la provincia y, especialmente, a los que transcurren por municipios de la zona Sureste, motivo por el cual la Federación de Municipios de Madrid (FMM) ha mantenido una reunión con los representantes de los ayuntamientos de las localidades de Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Rivas Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio, precisamente en el Consistorio de esta última.

Una de las cuestiones que trataron fue como la Comunidad de Madrid y la Confederación Hidrográfica del Tajo -administraciones con competencia en el parque regional- no desarrollan tareas preventivas en el cauce del río Jarama, zona donde se generan las mayores poblaciones de estos insectos. Los presentes mostraron su preocupación por la falta de prevención que la Comunidad madrileña tiene respecto a las plagas que sufren estos municipios.

También señalaron que las competencias en materia de salud pública delos municipios de menos de diez mil habitantes pertenecen al organismo regional, pero que, no obstante, el tratamiento de los cauces son competencia exclusiva de la Confederación Hidrográfica del Tajo. 

La limpieza adecuada de la vegetación de los ríos donde se depositan los huevos, o el posible tratamiento con biocidas, “son actuaciones necesarias para que las poblaciones de mosquito tigre o la mosca negra no causen las molestias que a los municipios ribereños” subrayaban.

Finalmente, han vuelto a solicitado a ambas instituciones, que sean “responsables con las competencias que tienen asumidas en esta materia y que actúen de manera preventiva para controlar las poblaciones de mosquito tigre y mosca negra en los municipios afectados”.