La Operación Especial de Tráfico hace hincapié en el uso del cinturón y el móvil

Este fin de semana ha dado comienzo la Operación Especial de Tráfico Semana Santa 2019, hasta las 24 horas del domingo en su primera fase y del 17 de abril las 15 horas hasta el lunes 22 de este mismo mes a las 24 horas en su segunda. Dicha operación que pone en marcha de Dirección General de Tráfico (DGT), va a hacer especial hincapié en el uso del cinturón de seguridad de los vehículos así como el uso de teléfono móvil durante la conducción, especialmente a través de las cámaras instaladas en las distintas carreteras.

La DGT prevé que se produzca un aumento en los desplazamientos con respecto al año pasado de un 7,4 por ciento, llegándose a la cifra de 15,5 millones. Un total de 9.200 agentes participarán en dicha operación de traslado vacacional, unos 400 más que en el periodo anterior, que vigilarán los 724 puntos de control de velocidad, con 62 radares de tramo y 557 radares móviles. Una decena de helicópteros se suman a la vigilancia y ocho drones.

La DGT usará 216 cámaras para vigilar precisamente el uso obligatorio del cinturón de seguridad, así como el del terminal de teléfono móvil durante la conducción, intentando evitar que la primera causa de accidentes mortales los produzcan las distraciones, como viene siendo habitual. La cifra de muertos durante los desplazamientos por carretera la pasada Semana Santa alcanzó los 31 y 159 resultaron heridas de diversa consideración.

Las provincias disponen, asimismo, de una patrulla integral para la realización de controles más dinámicos: motos equipadas con radar y etilómetros.