El Coam inicia un expediente sancionador al arquitecto municipal de Cobeña

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (Coam) ha iniciado un expediente sancionador al arquitecto municipal honorífico de Cobeña, Luis Valdemoro, por incurrir en incompatibilidad, al haber emitido informes técnicos sobre diversos proyectos presentados por una empresa de la que era el administrador único. También ha iniciado el mismo procedimiento hacia la arquitecta Nieves López, como colaboradora habitual de estos hechos, según ha adelantado la Agencia Efe.

La actuación surge a raíz de la denuncia al Coam por parte de la concejala del grupo Vecinos de Cobeña, Marta Martín, en la que alertaba de unas posibles infracciones cometidas por Luis Valdemoro, quien fue nombrado mediante decreto en julio de 2003, hasta que en marzo de 2017 recibió un contrato menor, también por decreto. Según el escrito, al que ha tenido acceso Efe, la arquitecta Nieves López presentó «numerosos» proyectos al Ayuntamiento de Cobeña, siendo Valdemoro el «presunto interesado directo en la tramitación de esos proyectos», y quien los analizaba en el Consistorio.

En concreto, el Coam ha apreciado la intervención de Valdemoro en seis proyectos, aunque en tres de ellos no cabe abrir un procedimiento por haber prescrito; aunque sí se ha iniciado en los tres restantes, correspondientes a 2017. En esos casos, López se encargaba de presentar los informes al Consistorio, como colaboradora de la mercantil Strata Estudio de Arquitectura, de la que Valdemoro era el administrador único. Por ello, se deduce que los presentó «a sabiendas de que serían informados por Valdemoro».

El Coam observa, en resumen, que ambos incurrieron en una infracción de incompatibilidad. No obstante, y preguntado por el Coam, el Valdemoro afirmó que en su labor en el Consistorio «nunca realizó ninguna función que comporte el ejercicio de autoridad administrativa».

También subrayó que la mercantil Strata Estudio de Arquitectura, de la que es administrador único, «no ha trabajado con el Ayuntamiento de Cobeña» y «se limita a colaboraciones con otras sociedades o técnicos independientes», entre los que está López, y «siempre en trabajos fuera del área de influencia”.

Pese a ello, el Coam responde que existe una «evidente incompatibilidad».

Esta misma denuncia fue trasladada a la Fiscalía de Alcalá de Henares, en la que el grupo Vecinos de Cobeña añadía que el arquitecto lleva desempeñando funciones públicas urbanísticas desde 2003 «pese a no ser funcionario».

Este grupo señalaba que Valdemoro había sido posteriormente contratado por el Consistorio, en febrero de 2018, mediante un concurso de méritos, pese a que la plaza de arquitecto municipal «no existía» en la relación de puestos; y pese a no haberse convocado una oferta de empleo público, sino un procedimiento de urgencia.

La Fiscalía archivó la causa al considerar que no se desprenden indicios de infracción penal y aludiendo que el Ayuntamiento trató de subsanar la situación laboral de Valdemoro, tramitando la cobertura de la plaza de interino. Además, la propia Fiscalía apuntaba a «la voluntad del Consistorio de actuar conforme a derecho».

Sin embargo, Vecinos de Cobeña ha recurrido el archivo de la causa, reprobando que la Fiscalía rechace investigar que un arquitecto honorífico o contratado laboral haya desempeñado funciones públicas urbanísticas «cuando la ley lo prohíbe», y señalando que casos similares han sido investigados y procesados.